Las puertas, por excelencia, intentamos siempre colocarlas en nuestros espacios pensando en que tengan una larga vida, y que su mantenimiento sea lo menos latoso posible, junto con una funcionalidad adecuada; habitualmente pensamos en puertas de madera, pero también están a la orden del día las puertas de DM, aluminio o pvc. Pero a veces nos dejamos llevar por los bajos precios y por la belleza exterior sin percibir que no estamos escogiendo bien. ¿Y cómo saber cuándo no es una buena elección?, pues te mostraremos en diversos artículos, los distintos modelos y sus características para que sepas que puertas debes adaptar a tu intimidad.

-Puertas de DM

En primer lugar hablaremos del modelo más común o conocido de todos, las puertas fabricadas en DM. Se trata de puertas fabricadas con tableros de fibras de Densidad Media, es decir están compuestos de virutas de madera y de un adhesivo de resina sintética, son prensados en seco para formar cada tablero y se recubren de una fina capa de melamina (capa de resina) que es resistente al agua y al desgaste, la cual es apta para pintar o barnizar, resulta ser una película totalmente sellada, sin poros, impermeable y resistente al desgaste superficial, y siempre que no se fuerce su funcionalidad.
Para cambiar el color de la melamina antes debes darle una imprimación y luego podrás barnizar o pintar, pero debes recordar que al limpiar la puerta (paño humedecido en agua y jabón neutro), tendrás que tener especial cuidado con humedecerla en las uniones de las capas, aunque hayan sido tratadas.
Recuerda que las puertas de DM, suelen utilizarse como puertas comunes para habitáculos donde no se tenga contacto habitual con el agua, pues con facilidad pueden hincharse si el agua toca el interior de la puerta, por otro lado son casi imposibles de manipular si se quieren adaptar al hueco de una puerta una vez esté realizada. Se emplean habitualmente para dormitorios y su nivel de insonorización es bajo.

Hacemos memoria:

-Ventajas a la hora de poner puertas DM
1º – Son menos costosas que las de madera, hay una gran diferencia de precio.
2ª – Son menos pesadas que las de madera.
3º – La melamina es fácil de barnizar o pintar.
-Inconvenientes a la hora de poner puertas DM
1º – No es conveniente ponerlas en zonas húmedas.
2º – Se pueden dilatar tanto con el calor como con el frío.
3º – A la hora de colocarla tienen que encajar muy bien, pues no permite el cepillado de esta.

Te mostramos a continuación una serie de ejemplos de puertas de DM, así como su composición.

Las puertas de interior, un mundo de aperturas. Puertas de DM

Las puertas de interior, un mundo de aperturas. Puertas de DM

 

Panel de aglomerado de partículas de madera

Panel de aglomerado de partículas de madera

cortes de melaminado

Cortes de melaminado