El baño es, sin duda, una de las estancias que consume más energía de nuestro hogar junto a la cocina, lo que significa que una gran parte de lo que pagamos por la energía de nuestro hogar proviene de este espacio. Por este motivo, si estás buscando ahorrar en tu factura de la luz y del gas, quizás te convenga renovar tu cuarto de baño para que sea más eficiente. Además, un consumo eficiente no es solo bueno para tu bolsillo sino también para el medio ambiente.

Ahorro en tu contrato de luz

En cualquier caso, antes de nada, si quieres ahorrar en tu factura de la luz y el gas, lo primero que tendrás que hacer es revisar tu contrato de energía. Y es que de nada sirven los productos que te ayudan a hacer un consumo eficiente si el precio que pagas por la energía es alto. Por ese motivo, si no estás conforme con la tarifa de luz que contrataste con tu compañía y quieres contratar la luz con otra empresa, puedes contratar la tarifa de luz que quieras con una cuota distinta en otra comercializadora. Todas ellas cuentan con distintos tipos de tarifa: precios fijos, precios según la hora, una cuota fija al mes independientemente del consumo… ¡Las hay de todas clases y adaptadas a todas las necesidades!

Esto en cuanto a las viviendas que ya tienen suministro eléctrico pero, ¿qué ocurre con las de nueva construcción? Si ese es tu caso y buscas igualmente que tu baño sea eficiente para conseguir ahorrar en lo que pagas al mes por tu contrato de energía, necesitarás dar de alta la luz en tu ciudad, que es un proceso idéntico cualquier municipio, sea este Madrid o Barcelona, y en cualquier comercializadora (en España destacan Iberdrola, Endesa, HolaLuz, etc.) a través de sus puntos de atención al cliente, por teléfono e Internet. Esto quiere decir que, por ejemplo, en la oficina Iberdrola de Barcelona puedes dar de alta la luz y el gas de la misma forma que hacer el mismo trámite en la misma comercializara en Madrid. Es un proceso idéntico y sencillo.

¿Qué necesitamos para ahorrar energía?

Una vez que tenemos una tarifa de energía conforme a nuestras necesidades, entonces es el momento de adquirir los productos que nos permitan realizar un consumo eficiente. A continuación te detallamos las últimas tecnologías que puedes encontrar en el mercado para que esto sea posible:

Cambiar tu bañera por un plato de ducha.
Luces de bajo consumo o bombillas LED.
Instalar grifos termostáticos para evitar que tengas que esperar para conseguir la temperatura deseada del agua. Asimismo se puede adquirir un reductor de caudal.
Instala una ventana especial para el baño para aprovechar la luz natural.
Sistema de doble descarga en las cisternas.
Efectúa trabajos de mantenimiento de las tuberías para asegurarte de que no hay fugas.
Revisa periódicamente tu caldera, eso te garantizará que durará mucho tiempo.

A pesar de que hacer todas estas reformas puedan suponer un desembolso importante del dinero, lo verás recompensado en la reducción de la factura de la luz, por no olvidar que es indudable que todas estas herramientas suponen un aumento de la comodidad de los aseos de tu hogar. En este sentido, será una inversión que merece realmente la pena. Asimismo, recuerda que hay otra forma de hacer un consumo más eficiente es cambiando algunos hábitos. Si no se te ocurre alguno, puedes echar un vistazo a este enlace para que tengas algunas ideas.