Buscamos cada día la armonía entre nuestra forma de pensar y nuestra manera de vivir bajo los conceptos que nos caracterizan. Debemos tener en cuenta si nuestra personalidad es optimista, cargada de energía, con la lógica por delante o simplemente pasivos. En creandohogar le aconsejamos que exista un equilibrio entre su personalidad y su hogar, ¿cómo lograrlo?, pues teniendo en cuenta su ritmo de vida y su manera de vestir, por ejemplo, si el estar acelerados constantemente es nuestro patrón cotidiano, sugerimos que en el hogar predominen los tonos neutros, muebles de líneas limpias y los espacios abiertos dónde la luz suave sea protagonista. Pero, si por el contrario, nuestra vida no suele alterarse en mayor medida y el estilo personal es neutral, démosle entonces color a nuestros espacios, que predomine la alegría impregnada en objetos curiosos y vistamos nuestros suelos de alfombras de ensueño.

Deja una respuesta

*