El cuidado del medio ambiente recobra cada día mayor protagonismo incluso en el ámbito inmobiliario.

Existe la certeza de que los hogares del futuro deben ser ecológicos, sostenibles y eficientes, no solo para reducir los recibos de energía y agua, sino para cooperar con la reducción de las emisiones de CO2 y ayudar en la batalla contra el cambio climático.

Las viviendas sostenibles ahorran un 75% en energía y un 40% en el consumo de agua.

La ventaja principal que experimenta esta clase de inmuebles es que según el emblema ideal de eficiencia se consolida un consumo energético de hasta un 75% menos al de una casa convencional, se aminora el requerimiento de agua en un 40%, mengua los costes de actividad y mantenimiento en  un 8%-9% e incrementa el valor de tasación por las características de su construcción incluso en un 25% en el caso de la rehabilitación. Lo que en conclusión se experimenta un mayor ahorro generalizado.

El aislamiento térmico es un elemento a favor en esta clase de hogares, gracias a las ventanas de doble acristalamiento, cámara de aire y vidrios con bajas emisiones. De igual manera se cuenta con instalaciones competentes de calefacción, domótica e iluminación. 

Calefacción:

En este punto hay que destacar que existen diferentes opciones: 

  • Calderas de biomasa
  • Calderas de condensación
  • Bombas de calor aire-agua
  • Suelo radiante para la calefacción

Iluminación:

Mientras que si nos referimos a la iluminación, la aplicación de componentes de bajo consumo como los halógenos, son la apuesta principal. A estos elementos se suelen incluir electrodomésticos de bajo consumo y sistemas domóticos que posibilitan la automatización en el manejo de las instalaciones.

Los sistemas de ahorro de agua y la autosuficiencia energética también juegan un papel importante. 

Cocina moderna en blanco y turquesa

Una de las formas más eficaces para economizar agua es emplear grifos monomando, inodoros de doble descarga, métodos de reutilización de agua de la ducha y lavabo…

La autosuficiencia es una las propiedades más representativas de este tipo de casas y gracias a la perfecta ubicación de generadores eólicos, colectores solares, placas fotovoltaicas,  bombas de calor geotérmicas, etc se puede conseguir un mayor ahorro.

Ventilación diversa que afianza la superioridad del aire interior del hogar. 

Disponen de un procedimiento de ventilación natural o mecánico que propicia un clima interior fresco y respirable, proporcionando aire limpio, por un lado, y excluyendo los contaminantes provocados in situ, por otro.

Materiales respetuosos a lo largo de su vida útil.

Más allá de su origen natural, los materiales utilizados tienen un choque medioambiental pequeño desde su elaboración, traslado, uso y destrucción. 

El diseño de esta clase de vivienda establece gran parte de la conducta térmica y acústica. Por lo cual, esta clase de hogares suelen inclinarse por configuraciones sencillas y resistentes , ya que las pérdidas de energía se ocasionan, principalmente, por medio de las fachadas y cubiertas. La orientación también juega un rol esencial, en ambientes fríos, se posicionan en dirección sur, y en ambientes cálidos se aprovecharán las sombras de edificios colindantes o árboles para tener los rayos de sol a raya.

“Viviendas que economizan y te protegen”

La finalidad principal en estas viviendas es recopilar soluciones prácticas, sensatas y equilibradas para potenciar salud y eficiencia en los hogares.