¿Cada cuánto tiempo es conveniente hacer el mantenimiento de la caldera de gas?

Indiferentemente de la clase de caldera que tengamos instalado en nuestra vivienda, a todas se les debe hacer un mantenimiento al  menos una vez al año o cada cambio de temporada.

Las revisiones de las calderas de gas domésticas son de vital importancia para su correcto funcionamiento. Deben llevarse a cabo periódicamente para garantizar que funcionen correctamente y de forma segura.

Certificar la eficiencia energética de dichas calderas hace que las emisiones de gases sean las correctas. Así impedimos cualquier posible amenaza y riesgo, asegurando la protección de los habitantes de la vivienda. 

Primeramente  tenemos que saber distinguir entre revisión e inspección, ya que son independientes las unas de las otras.

  • Las inspecciones son para las instalaciones del gas (el contador, las tuberías, las llaves y gomas…).
  • Las revisiones son para calderas, termos eléctricos y calentadores de agua.

 

Calderas domésticas

 

El Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) expone que el consumidor tiene que actualizar y revisar cada dos años su caldera de gas de manera reglamentaria. A parte de una revisión por parte de la empresa abastecedora de gas cada 5 años. Estos periodos pueden ser menores de acuerdo con cada Comunidad Autónoma.

Sin embargo las calderas de gasóleo sí que deben llevar a cabo su revisión obligatoriamente cada año. No obstante, la normativa también señala que si el fabricante lo detalla en el manual de mantenimiento, este tiempo se puede aminorar.

 

El coste de la revisión y mantenimiento de la caldera u otro mecanismo de calefacción como los calentadores de agua, calderas de gasóleo o biomasa, etc., está liberado, a pesar de que, conforme a un análisis de la OCU, el promedio de los contratos de mantenimiento se posiciona alrededor de los 100 euros anuales. Estos contratos de mantenimiento pueden contener diferentes términos y requisitos de acuerdo al fabricante o compañía contratada: mano de obra, rapidez, sustitución de piezas, etc.

 

¿Quién debe llevar a cabo la revisión de la caldera de gas?

El dueño de la caldera es el encargado de que la revisión se realice en el tiempo estipulado. 

Tú escoges quién hace la revisión de la caldera de gas.

Generalmente los fabricantes de calderas y compañías comercializadoras de gas consagran un servicio de mantenimiento que integra la revisión. Del mismo modo hay expertos independientes, estos expertos tendrán la obligación de disponer de la acreditación de instaladores de gas y oficiales de puesta en marcha, mantenimiento y reparación de aparatos a gas (APMR), en cumplimiento de lo establecido en el RD 919/2006 por el que se califica el Reglamento de Utilización y Distribución de gases combustibles.

En reconocimiento a un buen mantenimiento y a las revisiones apropiadas conseguirás:

  • Prevenir las averías antes de que se generen
  • Confirmar el buen manejo, beneficio y funcionamiento  de la caldera para garantizar un inmejorable periodo de vida útil.
  • Asimismo, certificar un consumo eficaz para el ahorro de energía.
  • Consolidar el funcionamiento de la caldera de manera segura, para eludir cualquier clase de percance.

No olvides que el mantenimiento amplía la vida útil de las calderas y colabora para mejorar  la eficiencia energética en la vivienda y así economizar todo lo posible en nuestro recibo final.